Parque natural Fragas do Eume


Información

El bosque atlántico de Europa
Las Fragas do Eume, que se extienden por un abrupto valle de profundas gargantas, presumen de ser el bosque atlántico costero mejor conservado de Europa y uno de los escasísimos bosques de su tipo en el continente. Abarca 9.125 hectáreas, siendo declarado Parque Natural, el quinto de Galicia, el 12 de agosto de 1997. En extensión, es el segundo mayor de los parques naturales tras el Xurés (Ourense), de casi 30.000 hectáreas.

Declaración Parque Natural "Fragas do Eume"


  1. El río Eume labra en su curso final un gran cañón envuelto en brumas que guarda un extraordinario tesoro botánico. Escucha el silencio y los sonidos de los pequeños habitantes de estos bosques mágicos.
  2. Reconocer alguna de las especies de helechos que persisten desde el período geológico Terciario (después de que los últimos dinosaurios se extinguiesen) escondidas bajo la sombra de robles, castaños, abedules y alisos.
  3. Identificar, si tienes suerte, alguna de las más de cien especies de aves y cuarenta de mamíferos conviven con peces como la trucha o el reo, especies endémicas de invertebrados y reptiles difíciles de encontrar en otros lugares, como la rana ibérica.
  4. La huella humana en el Parque presente en restos prehistóricos, en los monumentos de la época medieval (monasterios de Caaveiro y Monfero) o en elementos etnográficos como las “curripas” que atestiguan el uso y aprovechamiento de estos montes hasta el s.XX.
  5. Las vistas desde el monasterio de Caaveiro, insignia de las Fragas do Eume situado en el mismo corazón del Parque, y desde los cuatro miradores habilitados en todas las estaciones del año. Una mismo paisaje, cuatro paletas de colores diferentes.

Servicios

Servicios públicos

Centro de Interpretación de las Fragas do Eume

Localización: Lugar de Andarúbel. Carretera de Ombre a Caaveiro, km 5
15600 Pontedeume. Ver en Google Maps
Horarios
M-V 10.30-14.00 / S - D y festivos 10.30-14.00 y de 16.00-18.00
Entrada libre
Visitas
Visitas autoguiadas con paneles informativos y material divulgativo.
Ocho itinerarios señalizados.

Centro de Visitantes de Monfero

Carretera DP-5003 s/n.
15619 Monfero. Ver en Google Maps
Horarios:
Verano: M-V 10.30-14.00 S-D y festivos 10.30-14.00 y de 14.30-17.00 Lunes sin servicio
Entrada libre

Museo Etnográfico de A Capela

Localización: O Pazo, s/n. 15613 A Capela. Ver en Google Maps
Horarios
S-D 11.30-13.30h. Llamar para concertar visitas fuera del horario.
Entrada
General 2 €, 6-12 años 1 €, 15 personas 1 €
La Casa do Pazo se encuentra junto al camino medieval que se adentra en el Parque Natural de las Fragas do Eume hacia el Monasterio de Caaveiro.

Servicios privados

Alquiler de bicicletas / eléctricas
2 puntos de alquiler de kayaks
Guías privados
Camping
Aparcamiento de autocaravanas
Alquiler de bicicletas / eléctricas
2 puntos de alquiler de kayaks
Guías privados
Camping
Aparcamiento de autocaravanas

Rutas

Camino de Pena Fesa

Baja
1,15 h
10 km
Circular

Camino de Os Encomendeiros

Baja
2 h
5,5 km
Lineal

Camino de Os Corzos

Media
1 h
3 km
Lineal

Camino de Os Cerqueiros

Baja
3 h
8,5 km
Circular

Camino de Fontardión

Media/Alta
3 h.
15 Km
Lineal

Camino de A Ventureira

Baja
1,45 h
6 km
Circular

Camino de A Pasada Vella

Baja
1,30 h
4,5 km
Circular

Camino Cumios de Sanguiñedo

Baja
1 h
8,5 km
Lineal

Información de utilidad

Parque Natural
Centro I. Fragas do Eume 981 432 528
Centro Visitantes Monfero 881 063 992


Información municipal
A Capela 981 459 006
As Pontes de García Rodríguez 981 453 116
Cabanas 981 495 506
Monfero 981 793 885
Pontedeume 981 430 270


Emergencias
Urgencias 112
Seprona 062
Incendios forestales 085




Otras app de interés

A tener en cuenta

  1. Deja el vehículo en los aparcamientos habilitados.
  2. Usa el vehículo solo en las carreteras/caminos habilitados y modera la velocidad cuando circules por el interior del Parque.
  3. Arrancar flores y plantas está prohibido, además de poner en peligro especies singulares.
  4. No molestes a la fauna, no hagas ruido.
  5. Infórmate de los permisos necesarios para acceder al Parque o para hacer cualquier ruta.
  6. Antes de hacer una ruta, comprueba la dificultad y el tiempo que debes invertir.
  7. Planifica con detalle tu visita, sobre todo si vas en grupo, y equípate convenientemente.
  8. En muchos de los Parques Naturales organizan visitas guiadas e interpretadas gratuitas; llama antes.
  9. Lleva el móvil siempre con la batería cargada.
  10. Camina por los senderos habilitados
  11. Respeta la señalización.
  12. Precaución con las crecidas de los cursos de agua.
  13. Precaución al pisar piedras y troncos cuando están mojados ya que son muy resbaladizos.
  14. No está permitida la acampada libre ni pasar la noche con caravanas.
  15. Haz un uso responsable de la basura; si no hay contenedores, guárdala hasta que encuentres uno.
  16. No está permitido el baño fuera de las zonas habilitadas.
  17. Respeta las propiedades privadas.
  18. Usa las áreas recreativas.
  19. El fuego puede destruir la vida del Parque, no lo enciendas.
  20. Excepto casos concretos, está prohibida la caza y la pesca. Consulta la normativa de cada Parque Natural.
  21. Avisa al personal del Parque ante cualquier incidente.

Ecosistema

Fragas

Convivencia armónica
Las Fragas reúnen varios tipos de bosques atlánticos caducifolios europeos: robledales de varias especies, bosques de castaños, abedules, fresnos y avellanos. Con estas masas forestales conviven acebos, espinos, laureles, madroños, majuelos, arces y olmos. A ras de suelo los protagonistas son los helechos, los briones, las pequeñas flores, los líquenes y las setas.

Matorral

En las zonas más altas
Tienen una relevancia semejante a la de los bosques y en el Parque Natural hay buenas representaciones de diferentes tipos de matorral. Ocupan las zonas más altas, donde las fragas cedieron terreno al mato. Tojos, brezos endémicos y retamas alternan en un ecosistema en el que se refugian jabalís, conejos, aves y lagartos ávidos de sol.

Los brezales que forman el matorral del espacio natural, de los que encontramos hasta diez especies, están incluidos en la Directiva de Hábitats a proteger de la Unión Europea.

Campos

La riqueza de las tierras de cultivo
Los habitantes humanos de las Fragas do Eume crearon con su trabajo en el campo un singular ecosistema del que también dependen numerosas criaturas. Pájaros como las golondrinas o los petirrojos, mamíferos como el topo o plantas como las zarzas viven y crecen en las orillas de los caminos, en la tierra de los cultivos o aprovechando las infraestructuras de casas y cuadras.

Río Eume

El eje vertebrador de las Fragas do Eume
El río Eume nace en la Sierra de O Xistral, en Lugo, y pasa por As Pontes de García Rodríguez en un recorrido de casi 80 kilómetros antes de fundirse con el Atlántico en la ría de Ares. En su tramo final, dentro del espacio protegido, está anclado en un profundo cañón creado por siglos de erosión. En su margen derecho recibe las aguas del Maciñeira y del Ponte de Pedra, mientras que por el izquierdo llegan los afluentes Frai Bermuz y San Bartolomeu o Parrote.

Flora

Árboles y arbustos

Los mejores robledales y bosques de ribera
El roble es la especie dominante en las Fragas del Eume. Convive con avellanos, fresnos, arces, majuelos y, en zonas bajas y abrigadas, laureles y madroños.

Otras especies presentes en estos bosques, algunas de ellas poco frecuentes en la Galicia costera, son el acebo, el rebollo o melojo, el olmo de montaña (aquí llamado lamigueiro), el cerezo silvestre, el peral silvestre y el manzano silvestre.

Localmente son abundantes, e incluso dominantes, el castaño y el abedul, este último especialmente numeroso en el entorno del embalse.

Los bosques de ribera flanquean una gran parte de los lechos fluviales y por su extensión, naturalidad y estado de conservación constituyen una de las mejores muestras de este tipo de formaciones forestales en Galicia. Abundan los alisos, con los que se mezclan sauces, fresnos, avellanos y arces, entre otros.

Guía de la flora del Parque Natural das Fragas do Eume

Setas

Más de 160 especies
El catálogo provisional de hongos es muy extenso, con 163 especies, muchas de ellas raras en Galicia. Los que más llaman la atención en las Fragas son los que se alimentan de la madera. Otros se instalan directamente en el suelo o en grietas. Los micelios o cimientos de los hongos se extienden por el subsuelo ocultos a simple vista, y solo en determinadas estaciones se manifiestan en las setas.

Helechos

Reliquias prehistóricas
Los robledales y avellanares de las vaguadas por debajo de los 400 m de altitud, sobre todo, son un refugio de excepcional relevancia para los helechos, de los que se conocen un total de 28 especies, seis de ellas catalogadas como amenazadas.

La Culcita macrocarpa está considerada en peligro en el Libro rojo de la flora vascular amenazada de España. Esta reliquia del período terciario comparte espacio con otros ejemplares restringidos a muy pocos lugares en el ámbito ibérico e incluso mundial (porque proceden de etapas climáticas hoy desaparecidas en Europa) como son las Dryopteris guanchica, Cystopteris viridula, Vandeboschia speciosa, Hymenophyllum tumbrigense, Davallia canariensis, Woodwardia radicans y Dryopteris aemula.

Flores

Variedad olorosa
A la sombra de los árboles crecen cerca de cien especies diferentes. En los prados encontramos las primaveras amarillas y en la orilla de los regatos las violetas azules, el sello de Salomón o los pajarillos.

En las grietas húmedas de las rocas crecen las saxífragas, plantas endémicas de gran valor ecológico. Otro endemismo ibérico, que aparece junto a los ríos, es el narciso. En las zonas más altas se da la madreselva de los bosques.

Líquenes y briones

Excepcional representación
Casi la mitad de la brioflora gallega está presente en la zona ya que encontramos más de 220 especies: 136 de briones y 85 de hepáticas. Algunas de ellas solo aparecen en las Fragas.

La flora liquénica es igualmente excepcional, y fueron catalogadas 243 especies, de las cuales 24 son raras o desconocidas en el resto de España y 3 son nuevas para Europa.

Fauna

Anfibios y reptiles

Hábitat de endemismos
Uno de los principales valores de este espacio natural es la herpetofauna, integrada por 13 especies de anfibios y 10 de reptiles. En esta zona encontramos hasta 10 taxones con distinto grado de endemia.

Las Fragas acogen una importantísima población de salamandra rabilarga. También se encuentran el tritón ibérico y la rana patilarga, ambos también endémicos de la Península, que coinciden con elementos eurosiberianos como la rana bermeja.

Entre los reptiles, además del lagarto verdinegro, endémico pero abundante, es especialmente destacable el núcleo a baja altitud de la lagartija serrana.

Aves

Abundancia de rapaces nidificantes
Entre la avifauna, con más de 100 especies conocidas, destaca la existencia de una considerable variedad de aves rapaces nidificantes, incluyendo entre otras: halcón abejero, azor, gavilán, águila culebrera, aguilucho cenizo y halcón peregrino.

Casi todas las especies de rapaces nocturnas fueron detectadas en el ámbito de las Fragas do Eume, y destaca la presencia de búho real y la elevada densidad que presenta el cárabo común.

Además de halcones y búhos, el avión roquero, la golondrina dáurica (rara en la Galicia costera) y el cuervo son las especies más características de los roquedos.

El mirlo acuático, la lavandera cascadeña y el Martín pescador caracterizan la avifauna propia de los lechos fluviales.

Los bosques, campiñas y matorrales albergan una gran variedad de aves terrestres. Destacan por su abundancia los páridos, los reyezuelos y el camachuelo, entre otras muchas.

Invertebrados

La originalidad de los más pequeños
La fauna de invertebrados es extremadamente diversa y original. Entre los moluscos terrestres sobresalen dos especies recogidas en la Directiva de hábitats de la Unión Europea: el caracol y la babosa.

Entre los insectos, hay que destacar la presencia de un gran número de especies protegidas, endémicas o de distribución marginal, como el ciervo volante, el odonato, los ropalóceros o el heterócero.

Mamíferos

Reducto en la Galicia costera
Por su riqueza (al menos 40 especies) y por la existencia de diversas especies infrecuentes y de distribución muy localizada, las Fragas do Eume son el emplazamiento más notable para la fauna de mamíferos en la Galicia baja.

Entre las especies propias de áreas montaña destacan la marta y el musgaño patiblanco. Este último, junto con la nutria, incluida en la Directiva de hábitats y con buenas poblaciones en la zona, están vinculados a los numerosos cursos de agua.

Otros carnívoros de gran interés citados en la zona son el gato montés, el turón y la garduña. El lobo muestra una presencia regular en las zonas altas.

La existencia de múltiples refugios permite suponer la existencia de una rica comunidad de murciélagos, compuesta por 15 especies. Una de las pocas citas del raro murciélago ratero bigotudo fue obtenida en este espacio natural.

Tras décadas de casi desaparición, el corzo y el jabalí están hoy en día bien representados, así como la liebre en las áreas altas de matorral. El ciervo, procedente de escapes de cautividad, ya llegó a reproducirse dentro del espacio natural.

Peces

Vulnerabilidad en el río
Entre los peces, de los que están inventariadas ocho especies, destaca la presencia de dos consideradas vulnerables: el endemismo noroccidental ibérico Boga del Duero y el reo.

Patrimonio material

De la Prehistoria a la Edad Media

Asentamientos en el contorno do Parque
Mámoas y castros testimonian la presencia humana desde tiempos prehistóricos en la comarca del Eume, no tanto en las Fragas, que por sus características orográficas no facilitaron el asentamiento humano, como en el entorno del Parque Natural, donde el relieve desciende suavemente hasta el mar.

El fenómeno megalítico (del s.IV a.C. a la Edad de Hierro) está sobradamente representado en la zona, con lugares como Cabanas en los que se concentran hasta 29 mámoas o sepulcros prehistóricos.

En el entorno de las Fragas aparece un buen número de castros, y fueron hallados los torques de Centroña (Castrelo) y San Martiño do Porto (castro de Modias).

La huella de la romanización es más visible en la costa. El cristianismo se introduce en el siglo IV y con el feudalismo, con los monasterios de protagonistas, se concentra el poder en la familia Traba, primero, y en los Andrade, después.

Legado de los Andrade

Los primeros señores de Pontedeume
El legado arquitectónico de la familia Andrade es muy amplio en la comarca del Eume: construyeron el castillo que lleva su nombre en Pena Leboreiro, un palacio en Pontedeume del que solo permanece en pie una torre, el convento de Montefaro y el puente sobre el río, que en el s.XVIII sería sustituida por otra por culpa del estado ruinoso de la original del Medievo.

Los Andrade mantuvieron constantes encuentros y desencuentros con la monarquía y con el pueblo. Estos enfrentamientos se saldaron en ocasiones con el ajusticiamiento de alguno de los cabeza de familia. Si en los primeros tiempos mantuvieron buenas relaciones con Caaveiro, donando importantes propiedades y haciéndose enterrar allí, hacia el final de su poderío los Andrade desplazaron su núcleo de acción hacia el Monasterio de Monfero.

Monasterio de Caaveiro

Singular emplazamiento
El conjunto monástico está enclavado en el corazón de las Fragas, en un promontorio sobre el río Eume. Su aislamiento fue lo que decidió a unos eremitas a situar el cenobio de San Juan Bautista en el lugar de Calavario, a finales del s.IX. Aquí habitó primero una comunidad de monjes benedictinos, y dio paso después a los canónigos regulares de San Agustín. El monasterio nunca llegó a tener más de nueve residentes al mismo tiempo.

San Juan de Caaveiro fue recibiendo primero las importantes donaciones de San Rosendo y después de las familias Traba y Andrade, además de unos privilegios reales que extendieron su dominio jurisdiccional por toda la comarca. Su iglesia llegó a tener la categoría de Real Colegiata.

Los priores dejaron de vivir en el monasterio en el s.XVIII y éste se secularizó. Comenzó entonces su decadencia y deterioro. Con la desamortización, en el XIX, salió a subasta y las tierras circundantes fueron adquiridas por Pío García Espinosa. Este vecino de Pontedeume consiguió una autorización del arzobispado de Santiago y promovió su transformación radical. En la actualidad el monasterio restaurado y sus alrededores son propiedad de la Diputación de A Coruña.

El ábside de la iglesia es románico del s.XII, único resto de la construcción original y muestra de los santuarios rurales gallegos construidos bajo la influencia del románico compostelano. Como ejemplo del barroco compostelano destaca la Torre de las Campanas, del s.XVIII. Completan el conjunto la sacristía y dependencias tales como la casa de los canónigos y las cocinas del monasterio.

Monasterio de Monfero

Fachada como un tablero de ajedrez
A diferencia del Monasterio de Caaveiro, el de Monfero está fuera de los límites del Parque Natural, si bien gran parte de las Fragas del Eume están dentro de lo que fue el Coto de Santa María de Monfero. El Monasterio se estableció en 1134 con el impulso del Rey Alfonso y bajo la regla de San Benito, se reconvirtió en cisterciense en 1147 y su vida monástica llegó hasta la exclaustración de 1835. A partir de entonces comenzó el declive, la soledad y el abandono. En la época de esplendor fueron célebres su biblioteca y su Sriptorium, dedicado a la copia de pergaminos y a la transcripción de libros.

El Monasterio fue creado según los fundamentos románicos de la época, pero en el s.XVII se derrumbó la iglesia primitiva y se sustituyó por una nueva, con una fachada clasicista en la que sorprende la alternancia de granito y pizarra que le da su aspecto de tablero de ajedrez.

El conjunto actual del Monasterio lo conforman la iglesia barroca y tres claustros: el de las procesiones, el del hospedaje y el oriental.

Patrimonio inmaterial

El “soutelo” y las “curripas”

El aprovechamiento del monte
Fruto del aprovechamiento de los recursos naturales de las Fragas do Eume se generó un rico patrimonio cultural inmaterial.

Hasta principios del s.XX, en los meses de octubre y noviembre, los vecinos hacían el “soutelo” que consistía en ir a recoger las castañas a sus sotos para después guardarlas en las “curripas” unos 15 días hasta que se desprendían del erizo. Las castañas secadas en los “caínzos” de los lares aguantaban hasta abril-mayo. Varias de estas “curripas” o “ouriceiras”, de piedra, enclavadas en el suelo y de hechura circular, todavía pueden verse por las Fragas. Alguna, cerca del Centro de Interpretación.

Otras costumbres ya perdidas eran la extracción de la cáscara de los robles para la fábrica de curtidos de Pontedeume o la elaboración de carbón con madera de tojo.

Las leyendas más populares vinculadas a las Fragas do Eume son las del Anillo de San Rosendo y la del nacimiento del río Eume. En el libro "De lenda en lenda”, de Esperanza de San Miguel y Andrés Gómez Collado, se recogen otras muchas vinculadas a este espacio natural.

¿Cómo llegar?

El Parque Natural de las Fragas do Eume está situado al nordeste de la provincia de A Coruña, entre la Ría de Ares-Betanzos y la Sierra de A Loba. Todo su territorio se encuadra en la comarca del Eume, abarcando los ayuntamientos de Cabanas, A Capela, As Pontes de García Rodríguez, Monfero y Pontedeume. Desde la ciudad de A Coruña, se llega en poco más de media hora en coche.


El Parque tiene cuatro portales de acceso:
  1. Por Caaveiro. Por la carretera DP-6902 dirigirse a Pontedeume hasta el río Eume, y a continuación por la vía de servicio se llega hasta el Monasterio de Caaveiro.
  2. Por A Capela. Desde As Neves, por la carretera AC-564, hasta el ayuntamiento de A Capela. Desde el lugar de As Neves, llegamos a la central térmica de Ventureira.
  3. Por Cabanas. Siguiendo la carretera AC-564 en dirección a As Pontes, en el lugar de Goente, discurre la carretera local hasta el embalse del Eume.
  4. Por Monfero. Se llega al Monasterio de Monfero, desde Pontedeume, primero por la carretera AC-144 hasta el lugar de Ponte da Pedra. A través de la carretera AC-151 llegamos a la lugar de As Travesas (Monfero), de donde parte la carretera DP-5003. También se puede acceder desde el ayuntamiento de Irixoa, a través de la carretera AC-152 hasta el lugar de As Travesas, y de allí, recorriendo la DP-5003.

Permisos necesarios

No hay contenido que mostrar.

Contacto

Centro de Interpretación de las Fragas do Eume

Localización: Lugar de Andarúbel. Carretera de Ombre a Caaveiro, km 5
15600 Pontedeume. Ver en Google Maps
Horarios
Del 15 de marzo al 14 de septiembre: Martes a domingo 10:30-14:00 / 16:00-20:00. Lunes sin servicio (excepto si es festivo)
Del 15 de septiembre al 14 de marzo: Martes a viernes 10:30-13:30. Fines de semana y festivos 10:30-13:30 / 16:00-19:00

Centro de Visitantes de Monfero

Carretera DP-5003 s/n. 15619 Monfero. Ver en Google Maps
Horarios:
Del 15 de marzo al 14 de septiembre: Martes a domingo 10:30-18:30. Lunes sin servicio (excepto si es festivo)
Del 15 de septiembre al 14 de marzo: Martes a viernes 10:30-13:30. Fines de semana y festivos 10:30-13:30 / 14:30-17:30

Miradores

Hay 4 miradores acondicionados:
  1. A Carboeira, Monfero (545 m). Nos ofrece una de las vistas más bonitas de las Fragas do Eume: el embalse rodeado de bosques de robles y castaños.
  2. Cañón del Eume, A Capela (450 m). Desde este punto se ve el cañón del Eume y todo el municipio de Monfero. El cañón del Eume es la zona de reserva del Parque. Son paredes verticales de piedra de granito situadas entre la presa del Eume y la central eléctrica de Ventureira.
  3. Pena do Teixo, Monfero (540 m). Las vistas nos muestran el embalse del Eume y el municipio de A Capela.
  4. Pena Cavada, Monfero (605 m). Es el lugar idóneo para intuir el lugar donde el río Eume finaliza sus 80 km de recorrido, el Golfo Ártabro. Desde aquí se ve una parte importante de la costa entre Ferrol y A Coruña, el cañón y el embalse.

Ocio

La comarca del Eume, formada por los municipios de Cabanas, A Capela, Moeche, Monfero, Pontedeume, As Pontes, San Sadurniño, As Somozas y Vilarmaior, e incluida en el geodestino Ferrolterra, ofrece múltiples posibilidades de ocio relacionado con el turismo marinero, gastronómico, industrial, activo o simplemente, con el placer de conocer un territorio único en esta parte de la provincia de A Coruña que mira al Golfo Ártabro.


Después de adentrarse en el encanto mágico de las Fragas do Eume el camino puede continuar hacia la costa para ver la desembocadura del río Eume en Pontedeume, en la boca de la ría de Betanzos, para recorrer típicas villas marineras o para disfrutar de tranquilas playas como las de A Magdalena y Chamoso (Cabanas) o Ber (Pontedeume). En el interior, entre otras interesantes propuestas, se puede visitar el lago artificial de As Pontes de García Rodríguez, que cubre el hueco de la mayor mina de lignito a cielo abierto de España, o realizar alguna de las rutas para acercarse al patrimonio histórico industrial del municipio.


Por la comarca de Ferrolterra discurre un tramo del Camino Inglés que une las tierras del norte de Europa con Santiago y que, desde hace siglos, es un ejemplo de intercambio cultural con ingleses, irlandeses y otros pueblos del norte de Europa.



+info


Productos locales

Además de los platos típicos de la gastronomía gallega que tienen como base pescados y mariscos o carne de alta calidad, en la comarca del Eume encontramos varios productos locales que representan la calidad de una cultura gastronómica propia.


Pontedeume posee un plato único, la costrada. Es una especie de empanada (redonda) con varias capas separadas por masa entre las que se intercalan diferentes carnes (cerdo, ternera, pollo,…), pescados o mariscos. Cuentan que la receta la trajeron monjes agustinos hace 300 años y continúa elaborándose en confiterías y restaurantes locales por encargo.


El requesón de A Capela, los grelos de As Pontes y de Monfero, las setas y los hongos, la carne de vaca cachena criada aquí, la miel o el queso del Eume que acompaña a los mantecados y polvorones de As Ponte de García Rodríguez son otras de las delicias de esta comarca del norte de A Coruña.


Por su parte, la Asociación de Artesanos del Eume está formada por canteros, pandereteiros, fiadoras, torneros, ceramistas, palilleiras,… que difunden y promocionan la artesanía de la comarca a través de sus productos.

Documentación

Instrumentos de planificación

Plan de ordenación de los recursos naturales (PORN).Decreto 211/1996.

Fecha de declaración

11 de agosto de 1997. Decreto 218/1997, del 30 de julio.

MEMORIAS

Memoria de las actividades del Parque Natural Fragas do Eume. Año 2016

GUÍAS

Paquete turístico. Fragas do Eume
Plano de rutas del parque natural
Boletín de Actividades. Abril 2017
Guia del Parque Natural Fragas do Eume.

Fragas do Eume. Parque Natural. Guía (gallego).

Os camiños da Fraga. Guía de sendas do Parque Natural Fragas do Eume. (galego)
Mapa del Parque Natural Fragas do Eume. Desplegable
Guia de la flora del Parque Natural Fragas do Eume (gallego)

Carta Europea de Turismo Sostenible (CETS)

Jornada El turismo sostenible en parques naturales de Galicia.
Acta del Foro sobre CETS. Parque Natural de Fragas do Eume (gallego)

OTRAS FIGURAS DE PROTECCIÓN

Otras figuras de protección

Zona Especial de Conservación, ZEC ES1110003 “Fragas do Eume” (9.127 ha).

Otras figuras de protección

Zona de Especial Protección de los Valores Naturales.”Fragas do Eume” de 9.127 ha.

ACTIVIDADES

Horarios de autobuses. Verano 2017
Actividades_Junio2017
Actividades_Maio2017

ACTIVIDADES

Actividades en Octubre
Exposición junio 2017. Reserva de la Biosfera de las Mariñas Coruñesas y Terras do Mandeo
Butaca Verde. Junio 2017
Actividades dia europeo de los Parques Naturales, 24 de mayo de 2017